lunes, 12 de noviembre de 2007

Frase del día 12 de noviembre de 2007

No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos qué forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el tiempo.

Emil Michel Cioran

1911-1995. Escritor rumano. El tiempo todo lo cura, salvo cuando el tiempo es la enfermedad. Como no quiero caer en lugares comunes, que luego me acusan de usar trivialidades y clichés, no quiero elucubrar más sobre ese inexorable axioma de que vivir es ir muriendo, sino en lo certero que es considerar a esas pequeñas molestias nuestras como el gran problema de nuestra vida.

No quiero hablaros de la tortura de la gota de agua, tan eficaz ella, que luego me acusan de ser pedante, aunque sabio, ni contaros la historia de ese gran estafador que fue Saulo de Antioquia, más conocido por su nombre de mafioso, San Pablo, que ponía como seña de vida santa y recuerdo de condición mortal ese pequeño aguijón de su enfermedad que le aseteaba con regularidad.

Solo os diré que yo, que llevo como un querido y antiguo enemigo dentro, una eterna dolencia, confirmo que no hay nada más devastador que una pequeña contrariedad que se nos repite y nos cerca, barruntamos que para siempre…