miércoles, 23 de abril de 2008

Frase del día 23 de abril de 2008


La religión sirve para ayudarnos y consolarnos ante unos problemas que no tendríamos si no existiese la religión.


Jaume Perich

1941-1995. Humorista español. Si dejamos a un lado la mala baba marxista sobre la religión aún nos queda un gran filón para atacarla.

Aunque algunas veces he pensado que debe ser muy bueno para la salud mental esto de creer en algo, si fuera realmente un seguro para cuando vienen mal dadas. El problema, el gran problema es que todas las religiones junto con el consuelo traen adjunto sus normas absurdas, arbitrarias y pejigueras.

Con lo que creo que es mal negocio, no merece la pena, que la vida tiene demasiadas limitaciones como para que amplíen el perímetro de lo que no puedes hacer y además porque sí.

Así que me ahorro el consuelo y seguiré siendo ateo, gracias a Dios…

3 comentarios:

Silvano dijo...

Últimamente andas muy abonado a la crítica religiosa, eso debe ser que Dios está penetrando en tu corazón y te está ayudando a ver la luz.
Le recuerdo que la religión, como buen sistema de ideas organizadas, tiene una serie de reglas y convenciones, una interpretación del mundo, fruto de una interpretación histórica.
Pero las religión, al igual que la política (sobre todo la democracia), la literatura (tontería en la que usted parecer creer), es eso una convención, que no necesariamente la gente sigue o tiene que seguir, nos apoyamos en las razones primarias que las impulsan para seguir creyendo en ellas.
Punto por punto, ningún sistema tiene más normas absurdas, arbitrarias y pejigueras que el comunismo y el sindicalismo y no te veo hablando mal de ellas, incluso el ateismo tiene sus normas y te abonas sin problemas.

Entonces si las normas imponen el orden (tu crees en las normas del buen vestir o del buen gusto), porque atacarlas. Al final creo que tu problemas es que te gustaría fundar tu religión (con Alejandro como Dios, obviamente) y por eso te pegas continuamente con las otras. Yo por mi parte, no me importaría ordenarme sacerdote de la Iglesia Alejandrina de los Miguelistas de los últimos días.

Javier dijo...

Me encanta que la gente se meta con la religión. Me encanta que la gente diga que te impone normas, te excluye, te maneja a su gusto...
Sobretodo lo que mas me gusta es que siempre hagan las criticas los que se hacen llamar "tolerantes".
Pero bueno, cada uno es libre de pensar lo que quiera y libre de decir lo que quiera, aunque luego hay que ser consecuente con lo que se dice y con lo que luego se hace.
No importa, ya sabeis que el mandato ultimo de Dios fue el amor y eso está por encima de todo.

Stupor Mundi dijo...

Estimado Javier, creo que no me conoces, porque me confundes con alguien tolerante.
No lo soy, y lo que te aconsejo es que dejes que Dios sea amor y tu lo hagas un poco más y vayas un poco menos a misa, porque aunque seas feo y nauseabundo, a lo mejor no, siempre encontrarás a otra opusina con el coño en permanentes vacaciones y te hace el favor y empieza a ver el mundo con otro color y sobre todo con otro sabor.
Empero, te agradezco que me leas y llegue tu atrevimiento a analizarme y aconsejarme. Pobrecito.
Intolerante me moriré, seguro