lunes, 19 de mayo de 2008

Frase del día 19 de mayo de 2008



El mundo es un Bilbao más grande.


Miguel de Unamuno

1864-1936. Escritor español. Con una frase cogida en préstamo y el asombro aún puesto confieso mi inmenso cariño por Euskadi, esas Vascongadas con que peroratan los majaderos copusinos.

Siempre que voy a esa tierra compruebo que sigue llena de cosas y gente especial, que es imposible no querer, no admirar, no desear. Y por eso me asquea ese empeño por parte de algunos de buscar diferencias donde solo hay particularidades, de hacer bandera de no se sabe que genes recesivos de caprina estirpe y ponerlo como glosa, compendio y justificación de yerros y desvaríos.

Lo mismo que me saca de quicio el empeño suicida de algunos de denigrarlo todo dando carta de naturaleza al todo sobre el uno y metiendo en el mismo saco a cuerdos y locos, sin reparar que en todas partes hay excesos y sobre todo gente excesiva que no se representan ni a ellos mismos.

La conclusión es que Euskadi es tierra de maravillas y la gente que lo habita, casi todos, son también maravillosos…


(Mertxe, Javi, Charo eta Raúl, mila esker denagatik, onenak zarete!)

2 comentarios:

Tamara dijo...

Pues aun a riesgo de ser calificada de ñoña, confieso que desde mi primer encuentro con Vizcaya, así como con Guipuzcoa, me quedé profundamente enganchada a su tierra, a su gente y a su fuerza. El perfil indómito de sus montañas, dando sombra a un mar bravío e intensamente vivo, las curvas de su paisaje, la calidez de sus pobladores, el arte espléndido con que cocinan, la fuerza de las palabras cuando las pronuncian. Es con eso con lo que me quedo cuando pienso en Euskadi. No pienso en la violencia o la sinrazón de unos malditos. Eso no es el País Vasco. Eso es el acto indigno y miserable de dejar huérfano a un niño, viuda a una esposa, o solo a un amigo. Y eso es justamente lo contrario de lo que es Euskadi.
Muxus...y me sumo al grito en euskera hacia Merche, Javi, Charo y Raúl.

Marcela dijo...

Di que si querido, y también a Tamara, a mi me produce el mismo efecto y volveré una y otra vez, pues siempre hay algo nuevo que ver, que sentir...y nada ni nadie va a poder cambiar eso...
Besote.M.