martes, 10 de junio de 2008

Frase del día 10 de junio





Cásate con un arqueólogo. Cuanto más vieja te hagas, más interesante te encontrará…


Agatha Cristhie

1891-1976. Escritoria británica. Seguro que es una impresión mía muy personal, pero parece que la vida pasa cada vez más rápido.

Uno se sienta ya muy mayor cuando te encuentras de repente en medio de una animada charla con ancianas en la sala de espera del médico y no desentonas. Cuando te comentan con aire cómplice lo de esta juventud en referencia a algún muchachuelo que pasa al que aún consideras, al parecer de forma errónea, casi coétaneo tuyo, y sobre todo sabes que ya estás en el dichoso arrabal de senectud cuando te llenas de achaques, dolencias, imaginarias o no, y tomas casi como al Santo Grial todopoderoso a cualquier analgésico un poco potente que te quita los dolores.

Envejecer es una lata y una constatación de que el tiempo no lo cura todo sino que es muy a menudo la dolencia. El buen humor de mi idolatrada Agatha Cristhie no oculta que el paso de los años te va suprimiendo cada vez más cosas, ya no solo la salud, sino el buen humor y sobre todo el deseo y la necesidad.

Si para dejar de sentir dolor tienes que dejar de desear y dejar de necesitar quizás es cuando te das cuenta de que la vida ya ha dejado de ser un buen negocio…

3 comentarios:

Silvano dijo...

Sin lugar a dudas es la frase más cursi que jamás has posteado (y mira que has tenido más de una digna de la gran Corín Tellado) pero también de las más tiernas y sinceras. Supongo que los años, además de todo lo dicho, también refinan la capacidad de conmover, yo sueño con hacerme menos pretencioso y más honesto.

En estos momentos te miro con algo de envidia, no puedo evitar sentirme joven (porque lo soy); quiero hacerme viejo lo antes posible con la vana esperanza de que los años me hagan mejor persona... tal vez como tu.

Avellaneda dijo...

Aysss Miguel, que no, que no eres viejo, que no te sientas viejo, que te recuerdo que has subido las escaleras de San Juan de Gaztelugatxe con más garbo que la Igartiburu y que te quedan muchos años leñeeeeeeeee, que lo de la ciática es mal del oficinista con demasiadas horas delante del ordenador
Siempre habrá más gente jóven, incluso gente con más arrugas, achaques e incluso ¡años! Que el tiempo que tardas en pensar que eres viejo lo desaprovechas para comprobar que aún queda mucho por hacer,así que:
1.- a recuperarse
2.- a no quejarse
3.- a disfrutarrrrrrrr

Me ha quedado chikilikuatre pero no he tenido más opción :o)
Besos teraputicos

Tamara dijo...

Y eso lo dijo la Christie, que se casó con uno (arqueólogo), y más joven que ella.
Pues esa es la idea, rodearse de gente joven, para dejarse impregnar, que uno sólo tiene que integrarse en la sala de espera del ambulatorio para tomar nota y luego trasncribir lo visto y oído. Y no para sentirse parte del club.
Por poner; esa señora que llega derramándose por los suelos, a grito pelao dando cuenta de su estado (como dirías tú, con un afán narrativo que pa qué), asegurando que ha estado a punto de no llegar cuando le sueltas una de tus sentencias: "Que no llego, que no llego, que estoy mu malaaa, creía que no llegaba"
"Pues ya ha llegao".
O esa otra dama anciana, que te mira interesada por que cuentes tu caso: "Yo estoy fatal de la espalda" "Uy, pues eso va a ser artrosis, que lo sabré yo, que lo sufro" "Señora, ¿se creerá usted que somos quintos?"
En fin, Miguel. Que el otro día mescohoné escuchándote, y si la senectud te hace tan chisposo...pues que viva.
Besitos...¡¡¡cuídateeeee y no curres tantoooo!!!