jueves, 4 de octubre de 2007

Frase/pensamiento/divagación del 4 de octubre de 2007

La melancolía es una especie de tedio refinado, el sentimiento de que no se pertenece a este mundo, un exilio irremediable que carece de causas inmediatas.
Es un sentimiento profundamente autónomo, tan independiente del fracaso como de los mayores éxitos personales. La nostalgia, por el contrario, siempre se aferra a algo, aunque sólo sea al pasado...


Émile Michel Cioran
(1911-1995, escritor rumano)


Cioran fue un regalo que me vino en forma de libro, De lágrimas y de santos, que recomiendo a todo el mundo. Te cambia la forma de verte a ti mismo y sobre todo te ayuda a entender que sientes cuando no sabes que estás sintiendo. Me confirmó en mi ateismo, todo lo que en mí llama a la vida me pide que renuncie a dios, leí, y sobre todo te hace saber que no existen parámetros absolutos como la normalidad o la belleza.

Como tantas otras cosas la melancolía es un vicio, una adicción, encierra tantas cosas hermosas como perversas, como descubrir que te has enamorado del mal y que aquello que deseas, solo un segundo, un instante, una vida, es lo único que jamás tendrás…

1 comentario:

Silvano dijo...

Dios, alguien todavía se acuerda de Cioran. Diría que mi relación con el rumano-francés fue traumática. Realmente me hizo creer que que la vida era un tedio que no valía la pena vivir y que para ser inteligente había que comportarse como un intelectual francés con mala hostia.
Lo cierto es que lo leí muy joven y finalmente Spinoza vino a mi rescate y me dejé de tantas tonterías pero aprendí dos cosas importantes de Cioran:
Odio a los pensadores franceses y ser ateo es un refinamiento del espíritu.