jueves, 28 de mayo de 2009

Frase del día 28 de mayo de 2009



Cualquier necio puede escribir en lenguaje erudito. La verdadera prueba es el lenguaje corriente…



Clive Staples Lewis.1898-1963. Escritor británico, autor de las Crónicas de Narnia. La peor desidia en la que podemos caer es abandonarnos en la monotonía de usar siempre las mismas palabras, nada nos empobrece más que el lenguaje ratonero.

Nos contaban en la facultad que los directivos del Washington Post hicieron un estudio entre sus lectores y determinaron que la mayoría apenas conocían más allá de 300 palabras del idioma inglés. Con ese dato en la mano obligaron a sus periodistas a redactar todas las noticias usando solo esas 300 palabras. Creo que debe ser uno de los círculos del infierno que el Dante olvidó incluir.

Por eso a los que ante mi cruzada para rescatar de un injusto presido a algunas palabras reaccionan en el mejor de los casos con un amistosa acusación de barroquismo y en el peor con burla y mofa, solo puede decirles que no cejaré en mi empeño. Las 90 mil palabras que atesora el castellano son un compromiso de uso, empero que lo haga el que quiera hacerlo y el que no, que siga en su diminuto reino de las 300 palabras…

3 comentarios:

Rijoso dijo...

Hacía tiempo que no comentaba las frases del día. Hoy puede ser un buen día para romper el silencio, sobre todo cuando toca un tema que me gusta tanto.
Estoy de acuerdo en que 300 palabras son demasiado pocas para abarcar una realidad diaria cualquiera. O quizá no, tal vez haya gente que circunscriba a 300 palabras: personas, oficios, muebles, vehículos, aficiones, intereses... No sé, muy plano hay que ser para que sumando te salga una cifra inferior a 1.000.
No tengo ni idea de cuál es la media de palabras que maneja un ciudadano cualquiera, pero 300 es sin duda la media si hacemos el estudio a la salida de un after hours en un polígono de Torremolinos, el 10 de agosto a las 7 de la mañana.
Con respecto al propósito de Miguel de recuperar palabras que murieron hace mucho tiempo, la respeto, pero no me esforzaría demasiado.
Hay palabras que mueren con el uso, igual que van naciendo otras. La iglesia no mantiene viva una moral arcaica, por mucho que escriba panfletos con el secreto deseo de que sus palabras nos transporten a la edad media; al igual que no se puede mantener viva la palabra "albéitar" (veterinario) o "escogencia" (elección) sólo porque forman parte de las 90.000 palabras de nuestro rico vocabulario.
Claro que si se trata de un ejercicio puramente intelectual sin más propósito que demostrar que se es diferente, me parece una forma tan válida como otra cualquiera.

raindrop dijo...

Lo que entiendo de la frase de C. S. Lewis es una interpretación en la línea del less is more de Mies van der Rohe. Es decir, que no hace falta usar un vocabularuo muy amplio para hacer buena literatura (y que, por el contrario, se puede dar el caso de que con mucha variedad de palabras se diga más bien poco)

saludos

raindrop dijo...

(vocabulario, quería decir :P)