miércoles, 28 de mayo de 2008

Frase del día 28 de mayo de 2008




I will go down with this ship
And I won't put my hands up and surrender
There will be no white flag above my door
I'm in love and always will be...

Me hundiré con este barco
No me someteré levantando las manos
Ninguna bandera blanca rendirá mi puerta
Estoy enamorado y siempre lo estaré...

White Flag

Dido. Cantante inglesa nacida en 1971. Me he propuesto todos los miércoles, con este ya son tres, utilizar estrofas de mis canciones favoritas como frase del día, de paso cuelgo el video en mi web y difundo lo que entiendo por música de calidad, con el talante que me caracteriza.

Quizás sea casualidad que las tres canciones que hasta ahora he usado son canciones de amor, sin duda retazos de mis tiempos de empedernido romántico sensiblero, pretéritos creo, por fortuna.

Sin embargo, hace algunos días en un desaforado intercambio epistolar de sensiblería con unos amigos de allá y acá, como si los amigos fueran de algún sitio, surgió la acusación de ñoñería. Porque, que complicado es expresar lo que sientes por alguien sin parecer memo o pedante o cursi o algo peor.

Pero si algo he aprendido de mis numerosos fracasos que mucho peor que parecer ñoño por decirle a alguien que le quieres es no decírselo nunca y que quede la eterna duda, tú ya lo sabes, pero algunas veces es necesario decirlo y sobre todo oírlo…

3 comentarios:

Avellaneda dijo...

Hola me llamo Avellaneda (osea, Merche) y soy ñoña
HOOOOOOOOOOLA MEEEEEEEEEERCHEEEE

Y eso que yo fui la que tiré la primera piedra en eso de acusar de ñoñez. Es cierto, es imposible no caer en ella cuando hablas de sentimientos. Así que: Migueeeeeeeeeeeel que te quiero una jartá!(versión ñoña) Amos, que me caes bien y tal (versión de vasca un poco seca :-))
Un beso grande

Tamara dijo...

Bueno, pues la ñoña number one te dice que las demostraciones de cariño, admiración y agradecimiento no tienen por qué ser cursis, memas, pedantes o ñoñas.
La clave está en la predisposición en recibirlas, y es bueno, de vez en cuando, soltar corazas, barreras, y soltarse al calor de un abrazo, de un tibio beso o un "te quiero" inesperado.
Hay veces, más de las que estamos dispuestos a reconocer, en las que si no se dicen las cosas con todas sus letras...no se recibe el mensaje.
Por eso, una vez más, en calidad de capitana de la tropa de ñoños que te rodean, te digo aquí, publicamente...¡¡TE QUIERO MUCHO!!
Y, para los que tengan a bien leer este comentario, suscribo todas y cada una de las palabras que me censuraron en aquel cruce de mails.
¡¡También os quiero!!

Marcela dijo...

Querido mío, estoy totalmente de acuerdo contigo, así es que ¡¡VIVA LA ÑOÑERÍA¡¡ nunca está de más decir y recibir palabras de amor, aliento, agradecimiento, etc., etc., etc....
Y te felicito por tus miércoles musicales, espero el de hoy con expectación.
Un besote.M.