martes, 3 de junio de 2008

Frase del día 2 de junio de 2008





Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo…

Confucio

551-479 AC. Filósofo chino. Si fuera fácil llegar al conocimiento perdería su razón de ser. No fue intencionado el que el más completo saber, el hermético (de Hermes Trismegisto) fuera tan oscuro y tan poco accesible.

Hermes Trismegisto (tres veces grande) dios griego de la sabiduría, al que asimilaban al dios egipcio Thot, iluminó a los pocos sabios que en la Edad Media intentaron mantener el profundo conocimiento perdido en los años oscuros. Pero lo envolvieron en magia, misterio y sobre todo en profundos fosos que impedían que cualquiera pudiera conseguirlo.

Solo los iniciados y desde entonces estos iniciados en el saber son sabios pedantes e insoportables que miran por encima del hombro a todo el que no haya descifrado con soltura el arcano insoluble del De Naturis de Hesíodo o sepan leer la Tabula Smaragdina de tirón.

Eso no ha hecho que aumente el número de sabios, que como los salvados para los testigos de Jehová, son número limitado, pero por desgracia tantas restricciones han provocado que el número de tontos se desboque, barruntamos que hasta el infinito…

1 comentario:

Silvano dijo...

Desde luego, apreciado bloguero, el tonto mira el dedo. Por lo tanto j'accuse que tu has mirado el dedo al escribir esta entrada. Aunque no pasa nada, a veces también Homero dormía.

La verdad es que llamar a la Edad Media, "los años oscuros", es, además de un topicazo renacentista (e ilustrado por ende), un error garrafal pues las bases espitemológicas de occidente se construyeron durante esos años (eso sin contar la tontería de las lenguas modernas).

Dicho esto, me acuso a mi mismo de también mirar el dedo, porque al escribir este comentario soy como los iniciados que leían a Hermes Trimegisto.

Ergo, la luna, seguramente, sea algo que solo Confucio puede ver.