viernes, 18 de julio de 2008

Frase del día 18 de julio de 2008




Quien quiere a su madre no puede ser malo.


Louis Charles Alfred de Musset

1810-1857. Poeta francés. Aunque es discutible esta afirmación y fácilmente rebatible, que por ejemplo Hitler adoraba a su madre, quiero aprovecharla para desde aquí felicitar a mi madre que hoy cumple años, unos cuantos, y a la que, malgré tout, tanto quiero y tanto debo, no sé si eso me convierte en una buena persona porque tampoco tiene tanto mérito querer a su madre que, salvo excepciones, son algo muy especial.

Por eso, doña Marina, hoy, estas Mañanitas que tanto te gustan y cantadas por Alejandro Fernández, que aún te gusta más, son para ti, por ser hoy día de tu santo y por haber tenido un hijo, que sin tener pretensiones de santo, tiene algo de juicio y criterio para quererte mucho. Felicidades mamá…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo solo quería felicitar a Marina

¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!

y también decirle que tiene muy buen gusto con Alejandro Fdez.

Alcalaso

Tamara dijo...

¡Felicidades Marina!
Con ese nombre tan bonito, logras borrar el día tan gris que dejó la cifra 18 y el mes julio en la Historia.
Y no sólo con el nombre, porque nacer ese día, ya te marcó, seguro, una personalidad fuerte, una decisión firme, una valentía grande para afrontar tantas luchas y superar tantas cribas.
Hoy rodéate de los que más te quieren, ese hijo tuyo tan excesivo, pero tan generoso y genial. Y de los que se acerquen a darte un beso y robarte un trozo de tarta.
Y dicho lo cual, ¡¡vivan las madres que nos parieron!!
Un beso grande para Marina.
Felicidades.

Avellaneda dijo...

Muchas felicidades Marina, Zorionak por estar, por ser y por tener a ese amigo que voy conociendo y queriendo.
Las madres nos hacen mejores personas (también hay excepciones, claro) y son imprescindibles para los que las queremos y necesitamos.
Un beso enorme para Marina y otro para ti Miguel

Paloma dijo...

Aunque sea con retraso (que acabo de leer el mail) allá va mi felicitación para la madre que te parió. Se lució en ello y le deseo lo mejor. Ya tiene un regalo incalculable... un hijo que le quiere mucho. Ojalá el que tenga yo en unos diítas me quiera así también a lo largo de su vida.
Felicidades Marina.