jueves, 6 de noviembre de 2008

Frase del día 6 de noviembre de 2008



La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero…

Juan de Mairena

Antonio Machado.1875-1939.Escritor español. En este magnífico libro de sentencias aparece ésta que me sirve para ilustrar lo que quiero decir. Hace días que entre trabajo y demás no he podido comentar una frase y me alegro que haya pasado este tiempo para escribir sin acaloramiento ni desde las vísceras sobre la reina de todos los españoles.

Creo que todo el mundo debe tener libertad para decir lo que quiera y piense, faltaría más, aunque algunos deben reprimirse un tanto, aquello de las cargas con cargos o de estar al fuero y al huevo, pero de ahí a pretender que una señora con 70 años deba morirse sin expresar urbi et orbe lo que le de la real gana me parece un exceso.

Y partimos de la premisa de que algunas cosas que ha dicho son ciertas y son ciertas las diga ella o su porquero. O es que acaso por ser reina se le nubla a uno la razón o le desaparecen las entendederas.

Los gays son gente excesiva y bulliciosa que confunden el orgullo con la exhibición y que pretenden que todos entiendan lo que es su normalidad. El desfile del orgullo gay ni tiene sentido ni razón de ser.

Yo soy gay y quiero casarme, pero no puedo hacer nada para evitar que haya gente que eso lo considere una aberración como las bodas de los perros que de vez en cuando salen en las revistas. Y mi libertad no debe evitar la suya.

Yo no me recaté en afirmar que la boda del príncipe y la periodista fue una horterada del tres y que un puerro envuelto en tul tendría más sex-appeal que Letizia Ortiz. La reina no me lo reprochó, porque debo hacerlo yo a ella, ¿porque no soy famoso, ni cobro del erario público ni vivo sin hacer nada, ni tengo un peinado ridículo? Miserias.

Creo que una reina debe ser capaz de errar, de tener ideas extremas y sobre todo de expresarlas sin que las mil tribus de gays y los progres de trajes Valentino le afeen la conducta. La verdad es verdad aunque sea inoportuna, inconveniente y la diga una reina. Antes que gay soy honesto y amo la verdad y la libertad por encima de todo. Y eso no evita que siga pensando que a los Borbones ya les va tocando un ERE…

La ilustración es la portada del libro que los compañeros de Aguilar han publicado sobre la reina, os lo recomiendo...

2 comentarios:

Alberto dijo...

Todo esto se ha utilizado para sacar de nuevo al debate público un tema del que ya nadie se acuerda y que a la mayoría le da igual: que los gays puedan casarse. En realidad estos comentarios hacen flaco favor a la monarquía y dan argumentos a los republicanos lo cual no es malo. En cualquier caso, esta señora no debería opinar, por su cargo, sobre temas que están aprobados en un parlamento, que para eso es reina. Aun así, yo la contrataría de tertuliana para alguno de estos programas de la tele.

Tamara dijo...

Pues yo creo que una reina lo que debe hacer, ante todo, es dejar de serlo, por lo menos para no vivir de mí, que no la quiero para nada.
El día que pague sus impuestos, se congele su sueldo, y deje de tener privilegios vitalicios, entonces, y sólo entonces, me interesarán sus opiniones.
Mientras tanto, paso de sus opiniones totalmente.