miércoles, 18 de febrero de 2009


La muerte de Séneca. Pedro Pablo Rubens
Alte Pinakothek, Munich


Nullius boni sine socio iucunda possessio est…

La posesión de un bien, si no es compartida, no causa gozo…


Lucio Anneo Séneca.4 AC-65 DC. Filósofo y político romano. El escándalo que produce el despilfarro de un mundo rico, que vive rodeado de la más negra miseria, no es comparable con nada.

Quizás nuestro planeta esté superpoblado y tenga complicada su supervivencia al actual nivel de crecimiento demográfico, sobre todo con los comportamientos necios de las naciones que más problemas tienen como India o China. En estos países deberían incentivar e incluso premiar a aquellos de sus ciudadanos que no aumenten la población, sin embargo persiguen y castigan a los homosexuales, cuando deberían levantarles estatuas en agradecimiento.

Pero dejando aparte este grave problema, es intolerable la acumulación de riquezas y que la obscena ostentación de los listados Forbes se contraponga con la más radical de las miserias. Repartir lo que haya y mientras lo haya será lo único que salve, de momento, el futuro. Porque llegará algún día en que los de siempre se nieguen a morir a golpe de cayuco y apunten a yates/palacios.

Lo que Séneca no concebía seguimos sin entenderlo. Cómo se puede ser feliz amasando oropeles y tus afueras se pudren de hambre y miseria. Si los mil hombres y mujeres más ricos del mundo dejaran de serlo solo habría mil personas infelices, haced cuentas…